Cuqui

Cuqui

Cuqui de mi alma, mi muchachito. Han pasado 5 años de tu partida y tu recuerdo esta más latente que nunca. Tu cuerpo al igual que tu espíritu y el de la Mamita son mis compañeros en Belgreen. Estoy seguro que, algún día, volveremos a estar juntos “Los 3”. Gracias por toda la felicidad que trajiste a mi vida. Que Dios, la Virgen y San Francisco te bendigan siempre.

Gallery

(Click images to see full size)

Belongs to

Luis Vera

Bio

Cuqui Vera nació en Guayaquil, Ecuador a mediados del año 1996. Lo encontró en la calle la prima de una, en ese entonces, enamorada mía, quien se lo llevó a regalar a Esmeraldas.

Luego de unos meses cuando la fui a visitar, conocí a quien sería mi futura adoración : Cuqui. Le pusimos ese nombre debido a que todos mis gatos anteriores lo tenían por igual.

Pasamos momentos muy lindos e inolvidables en Atacames, Cuenca y Salinas cada vez que iba de vacaciones a Ecuador. Al siguiente año luego de mi regreso a USA , por cosas de la vida, la relación sentimental terminó . Cuqui se quedó conmigo y, después de unos meses de permanecer al cuidado de mi prima Egda, lo traje a vivir a Filadelfia. 

Desde que llegó a mi vida, la llenó de  felicidad y cambió todo. Se convirtió en el consentido de mi querida Mamá. Lo llamaba: “La Cosita Buñita” Cada vez que regresaba a casa me esperaba ansioso en la ventana para llenarme de cariño y de alegría. Y como olvidar mis despertares con sus lamidas y ronroneo?

Al ser un miembro mas de la familia, cada año viajaba con nosotros a Ecuador. Le encantaban los camarones y la langosta. Lo acostumbré a bañarlo, cepillarle los dientes y, algo que es poco común en gatos, a pasear con una correa. Causaba sensación y hasta lo filmaban en el aeropuerto de Miami!. Mi querido Papá decía que parecía una celebridad. Tenía una estampa imponente , tanto es así que mi tío Carlín le puso: “El Señorial”

Luego de la muerte de mi querida Mamá. Cuqui me ayudó a sobrellevar esa inmensa pena que hasta ahora me embarga y lo hará siempre. 

A partir de su cumpleaños 17 su salud se empezó a deteriorar un poco. Sin embargo con mis cuidados y amor de Padre, pudimos celebrar  su cumpleaños 20. Que contento y orgulloso que estaba ese día… Escribo amor de Padre porque Cuqui no era un gato sino un hijo para mí. 

El 2 de Mayo de 2017  fue , junto con la fecha de la muerte de mis padres, el día mas triste y desgarrador de mi vida. Les agradezco a Dios y a la Virgen por todo el tiempo que me acompañó  y les pido que lo bendigan y reciban. Al ser una criatura de su creación, tiene que volver a ellos. 

Gracias Cuquito por esos 20 años de felicidad y amor incondicional. Permanecerás siempre en mi mente y en mi corazón. Y así como estuvimos juntos en esta vida, lo estaremos en la próxima.

Tu Papito que te quiere y extraña,

                                                                             Johnny

 

Epitaph

* El tiempo acaba su obra Cuqui. Solo nos queda una de nuestras riquezas , si la tuvimos: la de nuestro corazón. Tengo que confesarte también mi nostalgia y melancolía… Que bien te puedo decir a ti estas cosas que otros no entenderían!. A ti Cuqui, que vivirás siempre, ya estas en el cielo con la Mamita. Pero Y yo Cuqui?

*Modificado de “Platero y yo”  (Juan Ramón Jiménez)

“Dios creó al gato , para que el hombre pueda acariciar al tigre”   (Victor Hugo)

Are you sure you want to Log Out?